Valor por leer

A veces, para viajar no es necesario desplazarse, ni para soñar es necesario dormirse… porque existe el libro. A través de él podemos viajar en el tiempo y espacio con los ojos bien abiertos. Pero para transmitir o adoptar valores es necesario tener valor, es decir, enfrentarse con valentía a cada conjunto de hojas escritas. 

La lectura siempre ha sido una actividad que fomenta el interés y ejercita la imaginación. Es un tipo de consumo cultural y ocioso que permite, no sólo aumentar la concentración y la capacidad de abstracción del lector, sino también que este adopte valores humanos positivos a medida que avanza en la práctica. 

Pero además, en los tiempos actuales donde prima el consumo rápido y cobran protagonismo los soportes audiovisuales, la propia decisión de iniciar una lectura puede llegar a ser casi una hazaña heroica llevada a cabo por los más valientes, aquellos que se atreven a apostar por la cultura y a desacelerar el ritmo. Por esto, leer es un acto lleno de coraje y valentía hacia conocer otros mundos, otros pensamientos y otras realidades a la vez que el lector toma las riendas del ritmo al que quiere conducir su consumo y aprendizaje. 

Incluso podría decirse que ahora, más que nunca, la industria literaria necesita ser salvada por aquellas osadas personas que fueron salvadas en su día por las historias que contenían cada uno de los libros. Insistimos. Hoy más que nunca, y tras la situación mundial que vivimos el pasado año, hemos aprendido el verdadero valor que contiene cada pieza editorial.  

La Feria del Libro de Alicante vuelve en formato presencial pero, aprendiendo del pasado año, también conserva el formato online en algunas de sus actividades para facilitar la asistencia y romper con los horizontes, tal y como logra un libro. 

Continuemos viajando, soñando y aprendiendo.

Continuemos leyendo.

Os esperamos en el Espacio Séneca, en la Plaza Séneca y en las redes oficiales de la feria.